Más reciente

En el FANT de Bilbao

En el FANT 1

De izq. a der.: Jorge Arenillas, Verónica Perona y Justo Ezenarro, director del FANT. (Foto: http://www.fantbilbao.net)

Viajar a Bilbao siempre es, para mí, sinónimo de cosas buenas. La penúltima vez que visité la ciudad asistí en primera fila a uno de los mejores conciertos que han dado Bruce Springsteen & The E Street Band; esta vez la excursión al norte era para presentar Otro verano que, como sabéis, compite en la Sección Oficial del Festival de Cine Fantástico de Bilbao, el FANT. Pero no pensaba volver a Madrid sin haber visto unas cuantas buenas películas y sin haber probado unos cuantos pintxos. Dios mío, qué pintxos, y qué combinados tan bien servidos en copa de balón: casi es mejor no saber lo que te estás perdiendo por vivir en la capital, la de España y la del garrafón en vaso de tubo.

Ah, sí, el cine. He visto pelis potentes (Stoker, Home Sweet Home, Antiviral, Maniac, The Seasoning House), un puñado de cortos fabulosos (Marion, Hotel, El último omvre bibo) y un clásico, La noche del cazador, que nunca había tenido ocasión de contemplar en pantalla grande. Nada mal para un fin de semana en el que también he podido paladear unas copas y engullir unos pintxos que…

 

El lunes por la mañana Verónica Perona y yo presentamos la película a la prensa en una sala del Teatro Campos Elíseos. La cinta acababa de ser proyectada para los medios que quisieron verla, lo que resultó de gran ayuda a la hora de explicarme, porque mis peroratas no chocaban con caras de póquer de periodistas que no sabían de lo que les estaba hablando.

Cada vez que me toca disertar sobre mi trabajo me pregunto: ¿por qué si una persona fabrica el zapato, y otra lo comercializa, los cineastas estamos obligados a ir puerta por puerta vendiendo nuestro género? Hablar en público no es lo que más disfruto en este mundo, pero asumo que hay que hacerlo para que la gente se entere de que Otro verano existe. Al final no fue tan terrible, y puede que hasta dijera un par de cosas interesantes. Muchas gracias a todos los medios (radios, periódicos, televisiones, blogs) que respondieron a la convocatoria de Bilbao, y al departamento de prensa del festival por organizarlo tan bien.

FANT Rueda prensa

Rueda de prensa en la sala Cúpula Campos. (Foto: http://www.fantbilbao.net)

Horas después presentamos la película en los cines Gólem Alhóndiga, en una sala casi llena de un público visiblemente cinéfilo. Habíamos tenido oportunidad de probar la copia antes del pase, así que no tuve que sufrir porque el formato fuera incorrecto o el volumen demasiado bajo: en el aspecto técnico, la proyección fue impecable. Pusimos una copia con subtítulos en inglés para que cineastas anglosajones presentes en el festival se enteraran de algo.

Es difícil disfrutar viendo tu trabajo con desconocidos, porque al final estás más pendiente de sus silencios, sus risas y sus respiraciones que de lo que se proyecta en la pantalla. Yo no he sido capaz de abstraerme de lo que me rodea en ninguna de las proyecciones públicas de Otro verano que he visto hasta ahora. Tal vez nunca lo sea: nadie ha dicho que los creadores tengan que disfrutar viendo su propio trabajo.

 

La mitad de los espectadores se quedaron después del pase para que les contara anécdotas del peculiar rodaje de Otro verano. Básicamente repetí todo lo que había dicho por la mañana en un discurso algo más depurado. El público no tardó en convertir mi monólogo en un diálogo, lo que resultó mucho más divertido para todos. Mi idea de volver a la localización de Otro verano para rodar Enanos de jardín contra las Erasmus borrachas fue tan bien recibida que estoy pensando muy en serio sentarme a escribirla.

FANT es un festival hecho por la razón adecuada, el amor por el cine de sus organizadores. Ha sido un placer participar con Otro verano. Y además, no sé si os lo he dicho, en Bilbao hay unos pintxos de morirse.

Jorge Arenillas

Anuncios

Nuevo trailer

Horario y entradas de “Otro verano” en el FANT de Bilbao

Fant Entradas

Aquí tenéis toda la información sobre la proyección de Otro verano en el Festival de Cine Fantástico de Bilbao:

Fecha: Lunes 6 de mayo a las 19:45 h.

Lugar: Cines Golem Alhóndiga

Venta de entradas: Por internet y en la taquilla del cine

La programación completa del festival puede consultarse aquí. Yo estaré en Bilbao desde la inauguración del festival el viernes 3, y presentaré la película antes de su proyección. ¡Nos vemos en el FANT!

Jorge Arenillas

“Otro verano” se proyectará en el festival Nocturna de Madrid

NOCTURNA

Otro verano se exhibirá en el nuevo festival internacional de cine fantástico de Madrid, Nocturna, que se celebra en los cines Palafox del 3 al 9 de junio. Todavía no se han determinado la fecha de proyección y la sección en la que participará (presumiblemente Nocturna Premiere, en la que “tienen cabida las últimas producciones españolas de género, con presencias destacadas del equipo técnico y artístico”). Ampliaremos información más adelante.

Nocturna es el festival de género que Madrid reclamaba desde hace años. Estamos muy contentos de formar parte de su primera edición, algo inevitable por otra parte, dado que tanto el logo de la película como el del festival comparten un eclipse de sol. ¡Estaba predestinado!

“Otro verano”: Una presencia

Una secuencia de Otro verano para que los espectadores del FANT de Bilbao vayan abriendo boca…

 

“Otro verano” competirá en el FANT de Bilbao

Fant 2013

Otro verano participará en la Sección Oficial de largometrajes del próximo FANT, el Festival de Cine Fantástico de Bilbao. La décimo novena edición del certamen se celebra del 3 al 10 de mayo en la ciudad vasca. Otro verano se proyectará el lunes 6 de mayo.

Es una alegría formar parte de una programación que será, con toda seguridad y como cada año, interesante y apetecible. Como Fantasporto, FANT es uno de esos festivales que siempre hemos querido conocer, y Otro verano nos lo pone en bandeja.

¡Eskerrik asko FANT!

En Fantasporto

Oporto 01

De izq. a der.: Jorge Arenillas, Pablo Chiapella, Juan Manuel Cuerda y Raúl Azofra

Oporto nos recibió lluviosa, de color gris piedra y, claro, llena de cuestas. Fue un taxista local quien expresó lo que todos pensábamos: “Esta ciudad es como Vigo”. Tanto es así que el director de O Apóstolo, al recoger el Premio Especial del Jurado, prefirió hablar en gallego. Son muchas las cosas que nos hermanan con nuestros compañeros de Península, pero la amabilidad y la sencillez de trato son inconfundiblemente lusas.

Vimos varias películas durante esos cinco días en Fantasporto, el festival más importante del país y uno de los más longevos también (en su trigésimo tercera edición ya). La proyección más impactante fue la de Aniki Bóbó, un clásico local que cumple 70 años y es una ventana maravillosa para asomarse al Oporto de los años cuarenta. Todos los cineastas presentes caímos rendidos ante la vitalidad de su director Manoel de Oliveira, de 104 años de edad y aún rodando. Historias así compensan pequeñas tragedias de la profesión como la de Billy Wilder, que estuvo sus últimos veinte años de vida esperando una llamada para volver a dirigir que nunca llegó. Todos querríamos ser Manoel de Oliveira.

Oporto 03

El Teatro Rivoli, donde se proyectaban las películas, es un cine de los de antes, con anfiteatro incluído. Mientras veíamos Otro verano en su pantalla, no podía evitar acordarme del momento en el que este proyecto era solo una idea en mi cabeza: fue la determinación de todo el equipo lo que la convirtió en una película de verdad. Y ahí estaba, en una gran pantalla de cine. Me permití a mí mismo sentirme orgulloso por ello.

La cinta ya se había proyectado en público en dos sesiones del Festival Abycine. Era consciente de que la reacción de aquel público podía estar algo condicionada por nuestros vínculos con Albacete. En Oporto, en cambio, nadie nos conocía, así que era perfecto para testar Otro verano con un público imparcial. Al acabar la proyección, algunos portugueses vinieron a decirme lo que les había gustado, y siguieron abordándome durante los dos días siguientes. ¡Incluso firmé algún autógrafo!

En nuestra categoría competían la última ganadora del León de Oro en Venecia y un par de candidatas al Oscar de sus respectivos países, así que no sentíamos ninguna presión por ganar. Adoptamos la postura Rocky Balboa: seguir en pie al sonar la campana ya era una gran victoria. Estar en Fantasporto era una victoria. De manera que, demonios, ¡ya habíamos ganado desde el momento en el que aterrizamos en el festival!

Oporto 02

Fantasporto ha notado el zarpazo de la crisis económica, pero en la gala de clausura prometieron una trigésimo cuarta edición. Espero que sea así, porque es un festival hecho por la razón adecuada: por amor al cine. La misma que nosotros. Cineastas y certámenes con pasión por lo que hacemos nos necesitamos mutuamente para seguir en la lucha.

¡Obrigado Fantasporto!

Jorge Arenillas