Archivo para marzo, 2012

“¿Cómo va la película?”: una actualización de la postproducción de “Otro verano”

Respuesta corta: Bien. Pero si queréis os la desarrollo un poco más porque, ya sabéis, las cosas nunca son blancas o negras…

Hace un par de meses se dañó el disco duro en el que estaba almacenada la película entera. En principio pareció un simple fallo mecánico, pero en la empresa de recuperación de datos lo consideraron irrecuperable (qué paradoja).

Estupor.

Y sí, había backup del material: salvo que en esa copia de seguridad faltaban catorce planos que nadie supo jamás dónde habían ido a parar.

Pánico nuclear.

De los catorce planos extraviados, trece se recuperaron, sin pérdida de calidad aparente, del ordenador portátil donde Jorge Carrión estaba etalonando la película. Del décimo cuarto tenemos la mitad: justo la parte del plano que enviamos a Álvaro Martínez para que borrara un saco de cámara que no debía estar en el encuadre. De manera que hemos perdido unos cinco segundos de película. Considerando la magnitud de la posible tragedia, la sensación fue la de haber esquivado una bala en plan Matrix.

Ese ha sido el drama más interesante de todos, el que ha retrasado algunas semanas nuestro calendario de postproducción. Paso a lo bueno.

La banda sonora ya está grabada y suena de puta madre. Raúl Galván la registró en su estudio Tiramillas a principios de marzo con la colaboración de un excelente cuarteto de cuerda valenciano. Es emocionante constatar cómo la música eleva ciertas escenas, y eso que aún no está correctamente mezclada. Del montaje de sonido se encarga Ramón Rico en su estudio Sondelux; a primeros de mayo remataremos la mezcla en Soon In Madrid, antiguo Cinearte, que nos ha ofrecido unas condiciones muy ventajosas para adaptarse a la naturaleza “especial” de este proyecto.

Por cierto, no lo he dicho, pero el etalonaje de Jorge Carrión es fantástico. Ver la película con la corrección de color es toda una experiencia después de meses de dominante verde en el montaje.

Es un momento extraño para mí porque ya no está en mi mano que las cosas sucedan antes o después. En este momento soy más un coordinador de producción que un director; pero respiro tranquilo porque sé que hay mucho talento al servicio de esta postproducción. Otro verano no estará acabada hasta mediados de mayo, pero creo que ha llegado el momento de que distribuidores y televisiones sepan qué película tenemos entre manos.

Jorge Arenillas

Anuncios