Archivo para julio, 2011

“¿Estás nervioso?”

Faltan ocho días para empezar a rodar. Mis responsabilidades como director y productor me tienen ya trabajando doce horas al día, siete días por semana; de hecho, escribo estas líneas a las tres de la tarde del domingo desde la oficina donde preparamos la película. Pero no me estoy quejando: sarna con gusto no pica.

La pregunta más repetida estos días por familiares y amigos es: “¿Estás nervioso?”.

Si los tengo delante, puedo ver el esbozo de media sonrisa cuando me la hacen, y también su gesto de decepción cuando les respondo que no. Lo que sí me pone nervioso es que la gente me pregunte una y otra vez si estoy nervioso. ¿Debería estarlo?

Yo creo que no. Tengo un guión en el que confío. Un reparto y equipo técnico motivado y con ganas de demostrar cosas. Un plan de rodaje apretado, pero realista. Una cámara estupenda. Una localización agradecida. Tenemos todo lo necesario para hacer una buena película.

Estoy excitado. Estoy emocionado. Pero no, no estoy nervioso.

Anuncios

Tenemos cámara

Thompson Viper Filmstream, la Viper para los amigos, es la cámara con la que rodaremos Otro verano.

Con esta cámara de alta definición se han rodado películas como Collateral, Corrupción en Miami, Zodiac o El curioso caso de Benjamin Button. Si Michael Mann y David Fincher la han probado y han repetido, demonios, a mí también me sirve.

Contar con ella para nuestro proyecto ha sido posible gracias a la generosidad de Gábor Bene, de la empresa Rodosto (www.rodosto-hd.com), que nos ha ofrecido unas condiciones muy ventajosas. Gracias, Gábor.


Faltan tres semanas

El lunes 8 de agosto comienza el rodaje de Otro verano, que se prolongará durante cuatro semanas hasta el sábado 3 de septiembre. Así que faltan tres semanas, veintiún días, para el primer golpe de claqueta.

Mañana viajo a Barcelona con Jorge Carrión (director de fotografía) y Curro Tardío (operador) para probar la cámara que ellos consideran más adecuada para esta película. Ya os iré contando.

Esto va cogiendo velocidad, y me gusta que así sea.


Lício Marcos se encargará del sonido

El inimitable técnico brasileño Lício Marcos de Oliveira registrará el sonido directo de Otro verano.

Lício y yo nos conocimos en 1998 en el rodaje de El hermano pequeño, una tv-movie que fue el primer trabajo de ambos con Enrique Urbizu. Volvimos a coincidir en La caja 507 y La vida mancha, ambas de Urbizu, por las que Lício fue nominado a sendos premios Goya.

La historia de Otro verano requiere una atmósfera sonora que haga los silencios tanto o más interesantes que los diálogos. Con Lício está garantizado que se captará de forma exquisita. Es un privilegio contar con él.


Raúl Galván compondrá la banda sonora

Raúl Carrero Galván escribirá la partitura de Otro verano. Raúl es el cantante y compositor principal del grupo de pop-rock Los Galván, además de propietario del estudio de grabación Tiramillas, en Alcázar de San Juan. En ambas aventuras le acompaña su hermano Gelu, quien a buen seguro contribuirá significativamente a la grabación de la banda sonora.

Raúl Galván lleva más de la mitad de su vida en la música, literalmente: publicó un disco con su primer grupo La Calle ¡cuando aún estábamos en el colegio! La siguiente fotografía es un documento impagable:

El músico (primero por la izquierda), el guionista (detrás de Espinete) y el director (soplando velas) de Otro verano, alrededor de 1987-88 en Albacete. ¿Por qué habremos esperado tanto para hacerla?


Lecturas y citas

Últimamente estoy bastante monotemático en mis lecturas: biografías y libros de entrevistas con directores a los que admiro (y también algunos a los que no). En realidad son relecturas, pues todos los libros salen de mi estantería, donde han ido a parar durante los últimos quince años.

Los más interesantes son los dos volúmenes de Mi primera película, entrevistas con cineastas de todas partes del mundo sobre su ópera prima; es curioso constatar cómo las motivaciones y los miedos son siempre los mismos al margen de las diferencias culturales y económicas.

Luego está La Biblia, claro: Así se hacen las películas, de Sidney Lumet. En ese libro está TODO. Y además, contado de una forma que entiende el experto y el profano. Una maravilla.

Ahí van algunas frases extractadas de ambos libros que me han gustado, me han puesto nervioso o con las que me he sentido identificado:

“La primera película resulta muy difícil porque tus ideas van siempre tan por delante de tus habilidades formales que puede llegar a convertirse en algo realmente frustrante”. (Richard Linklater)

“Para uno que quiere dirigir, y que todavía no ha hecho su primera película, que no lo dude. Cualquiera que sea la película, sus posibilidades, sus problemas, si tienes la oportunidad de dirigir, ¡aprovéchala! Punto. ¡Signo de exclamación! La primera película lleva consigo su propia justificación, por el hecho de ser la primera película”. (Sidney Lumet)

“La mejor forma de hacer una película independiente es decidir el día que vas a empezar a rodar y atenerte a él. A lo mejor no tienes un duro, pero te dices: “El tres de mayo empezamos Poster Boy“. Y cada vez que te encuentras a alguien que te pregunta: “¿Qué estás haciendo?”, le contestas: “Estoy haciendo Poster Boy. Empezamos el tres de mayo”. La clave es el compromiso que adquieres contigo mismo de que no vas a esperar hasta que tengas la financiación completa. La vas a hacer con lo que tengas en ese momento, aunque tenga que ser en VHS. Vamos que, aunque no haya más que cinco mil dólares, Poster Boy empieza el tres de mayo”. (James Mangold)

Slacker, de Richard Linklater:

“Aposté todo lo que tenía en algo que no creía que fuera a ser comercial. Nunca creí que fuera a recuperar el dinero. Es una locura, pero creo que no te planteas lo que haces de cara al resto del mundo. No te planteas la moralidad. Porque sabes que tienes razón. Tus necesidades son mayores y los dioses del cine te comprenden, aunque la sociedad no esté necesariamente de acuerdo con tus métodos”. (Richard Linklater)

“Estoy al frente de una comunidad a la que necesito desesperadamente, y ellos a mí lo mismo. Ahí está la gozada: en la experiencia compartida”. (Sidney Lumet)

“Clint Eastwood me preguntó qué estaba haciendo y le dije que estaba a punto de dirigir por primera vez. Dijo: “Oh, te encantará. Te lo pasarás muy bien. ¿Quieres un consejo?”. Le dije que sí, que por supuesto. “Duerme más que tus actores”. Tenía tanta razón…”. (Gary Oldman)

Clerks, de Kevin Smith:

“Durante el rodaje, nunca consigues dormir lo que necesitas porque siempre estás despierto psicológicamente. Tu cabeza está siempre en marcha y, aunque tu cuerpo quiera irse a dormir, no puedes. Tu cerebro no deja de correr. Te echas despierto durante horas, al final te quedas dormido, de repente suena el teléfono y ya es hora de levantarse. Lo mejor que se puede hacer antes de rodar un largo es dormir todo lo que se pueda” (Kevin Smith)

“Siempre hay algún gracioso que te dice que no puedes utilizar lentes anamórficas en tu primera película porque son demasiado difíciles de manejar. Pero si tienes un buen director de fotografía, la diferencia es insignificante”. (Richard Kelly)

“No me importan las limitaciones. Algunas veces incluso te estimulan a un trabajo mejor, más imaginativo”. (Sidney Lumet)

“Tienes que defender tus decisiones. No puedes ganar siempre. Pero cuando sabes que puedes ganar, tienes que luchar. Tienes que hacerlo. Y al final acabarán respetándote por defender lo que quieres”. (Richard Kelly)

Donnie Darko, de Richard Kelly:

“Cuando hablas de sexo o muerte, dos aspectos de la vida que nos tocan en lo más hondo, no hay forma de saber lo que el público hará. Pueden reírse en los lugares equivocados, aullar, iniciar un intento de diálogo con la pantalla… cualquiera de los cien mecanismos de defensa a los que la gente recurre cuando se sienten embarazados, cuando lo que se proyecta sobre la pantalla se hace demasiado íntimo”. (Sidney Lumet)

“Cuando haces tu primera película, no es que estés influenciado por uno o dos filmes, sino por todo lo que has leído, escuchado, olido y sentido a lo largo de toda tu vida”. (Alejandro González Iñárritu)

“Puedo equivocarme. ¿Y qué? Correré el riesgo. Los críticos nunca lo hacen. Ni el público, si olvidamos los dólares que cuesta la entrada. A mí me gusta enfocar el problema de otra manera: ¿Y qué pasa si acierto? Entonces puede que haga otra película. Lo que me dará otra oportunidad de acertar y equivocarme. Y de dedicarme, una vez más, al mejor trabajo del mundo”. (Sidney Lumet)

“No hay que dejarse desanimar por la industria porque, si tienes un buen guión y una cámara de vídeo, siempre podrás rodarla, y siempre habrá gente ansiosa de ver cosas buenas”. (Alejandro González Iñárritu)

Doce hombres sin piedad, de Sidney Lumet:

“Mi trabajo consiste en preocuparme y responder de cada fotograma de película que hago. Sé que en todo el mundo hay gente joven que, con los préstamos de su familia y sus propios ahorros, se compran su primera cámara y hacen sus primeros pinitos con películas estudiantiles, mientras sueñan con el momento de hacerse famosos y ganar una fortuna. De estos, un pocos sueñan con descubrir qué les importa a ellos, qué quieren decirse a sí mismos y a quien les quiera escuchar. Se preocupan. Y de entre estos, unos pocos quieren hacer buenas películas”. (Sidney Lumet)


Cristina Rodríguez se encargará del maquillaje

Un nuevo fichaje de la inagotable cantera de Muchachada Nui: Cristina Rodríguez se encargará del maquillaje y la peluquería de Otro verano.

Colaboradora habitual de Plan 9 FX, responsables de las caracterizaciones de aquel programa, Cris demostró su valía en jornadas maratonianas en las que sudó sangre para que aquellas obras de arte efímeras no se degradaran antes de quedar inmortalizadas en cámara.

Y aparte de su talento, Cris posee un entusiasmo contagioso, una cualidad muy apreciada en una aventura como ésta, donde la ilusión y el empuje no pueden flaquear. Como decían en La bola de cristal: “Solo no puedes, con amigos sí”.